Cerrar

Contacto

tomamosunabirra@gmail.com

tomamos una

Anterior Siguiente
Galáxia
Artesanal

Galáxia

Dois Corvos Cervejeira

Encontrar un bar de cervezas artesanales en Lisboa puede ser una tarea difícil. No es que no los haya, pero están ocultos entre la exagerada cantidad de bares, pubs y restaurantes dirigidos al turista. De todas formas —Google maps mediante— es posible descubrir alguna que otra joyita escondida. Por otro lado, esta realidad es diametralmente opuesta en las góndolas de los supermercados, allí las cervezas artesanales locales parecen haber ingresado con una fuerza inusual y uno puede descubrir marcas que normalmente solo circularían en lugares de venta especializados.

Características


Tipo
Milk/Sweet Stout

Cervecería
Dois Corvos Cervejeira
Origen
Portugal
Presentación
330ml
Alcohol
6.0% vol.

Galáxia

Dois Corvos es una cervecería artesanal lisboeta fundada en 2013 y con un nombre más que apropiado para identificarse con la ciudad (se dice que dos cuervos acompañaron los restos del santo patrono de la ciudad cuando era transportado en barco desde Algarve). Los dos cuervos adornan el escudo de Lisboa y pueden observarse repetidas veces en las calles de la capital de Portugal. No obstante, el nombre con el que bautizaron el estilo no es el mejor, incluso si Galáxia es algún tipo de chiste con referencia a la vía láctea y al hecho de que la sweet stout se hace con lactosa, parece muy rebuscado.

Galáxia

Pero, más allá del nombre, nadie puede negar el destaque que tiene en cualquier góndola gracias al genial diseño de la etiqueta.

Negra amarronada y opaca, la Galáxia de Dois Corvos tiene una abundante espuma color café, cremosa y de muy buena retención. El aroma es dulce y las maltas tostadas le dan un toque carameloso y un sutil dejo a chocolate. El sabor es robusto, amargo y dulzón con un final agradable, amargo y tostado. Fuerte y gustosa la milk stout falla solo en el exceso de carbonación, pero no por eso deja de ser una muy buena cerveza.

De esta galaxia

Una milk stout disfrutable, que te deja con ganas de probar los demás estilos de Dois Corvos y que marca el buen momento de la cerveza artesanal en Lisboa. Si tenés la chance, no la dejes pasar.